Blogia
Astronomía

La NASA lanza una misión para revelar los enigmas de Mercurio


La sonda 'Messenger' intentará descubrir la presencia de agua helada en sus polos
F. J. Gutiérrez

Después de tres décadas sin noticias del planeta más misterioso del Sistema Solar, la NASA está próxima al inicio de una misión espacial destinada a desvelar algunos de los enigmas que oculta Mercurio. La sonda Messenger partirá, el próximo lunes, en un tortuoso periplo por el Cosmos hacia el planeta más cercano al Sol y que permanece en soledad desde la última visita de la sonda Mariner 10 en 1974.

El que es uno de los proyectos del programa científico de la NASA relativamente más baratos (el coste de la misión apenas alcanza los 356 millones de euros) tiene programada su salida al espacio el próximo lunes a las 04.16 GMT. Ésta será la primera oportunidad de un periodo de 13 días aptos para el lanzamiento, del que se encargará un cohete de la serie Delta II ubicado en la estación de la Fuerza Aérea en Cabo Cañaveral (Florida).

La nave Messenger, cuyo nombre responde a las iniciales de la misión (Mercury Surface, Space Environment, Geochemistry, and Ranging), está diseñada para orbitar Mercurio al menos durante un año, con el objetivo de tomar imágenes de su superficie y sondear sus profundidades para determinar la composición química y física del planeta.

Escudo protector
La sonda, que pesa 1.200 kilogramos, tendrá que soportar temperaturas de más de 450 grados centígrados, por lo que está provista de un escudo de cerámica protector contra el calor. La propia nave espacial está construida de una estructura de fibra de carbono para mantener su integridad y porta una tecnología miniaturizada.

"Durante casi 30 años hemos tenido preguntas que no podrían contestarse hasta que la tecnología y los planes para la misión estuviesen a punto para regresar a Mercurio", explica Sean Solomon, del Instituto Carnegie de Washington y principal investigador del proyecto. "Ahora estamos listos", añade.

Messenger tendrá que recorrer casi 8.000 millones de kilómetros antes de alcanzar su destino, donde se le ha programado una órbita especial para evitar su incineración en la aproximación a Mercurio. Su trayectoria incluye tres pasadas, en enero y octubre de 2008 y en septiembre de 2009, y un año orbitando el pequeño planeta a partir de marzo de 2011.

Los siete instrumentos de la nave procurarán determinar por qué Mercurio es tan denso; cuál es la historia geológica del planeta; cuál es la estructura del núcleo de Mercurio; cuál es la naturaleza de sus campos magnéticos; qué materiales raros hay en los polos del planeta y qué elementos son importantes en Mercurio.

Agua helada
Uno de los grandes misterios que espera que resuelva Messenger es la composición de los depósitos de materiales en los polos de Mercurio. Los datos obtenidos desde las observaciones basadas en radar y en las aportaciones de la sonda Mariner 10 a mediados de los 70, sugieren que el material tiene las características de hielo de agua y que se asienta en los cráteres polares que nunca ven la luz solar debido a la casi total falta de inclinación de Mercurio.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres