Blogia
Astronomía

Viaje a Marte para recoger muestras de roca y tierra

Viaje a Marte para recoger muestras de roca y tierra

Los científicos están estudiando por ahora los lugares propicios para hacer la futura recogida de muestras. En marzo pasado, una muestra marciana era Jarosita, un mineral asociado directamente a la presencia de agua.

El inventor del espectómetro que identificó la Jarosita como evidencia de que hubo agua en Marte, el alemán Gostar Klingelhofer, dijo que la NASA tiene previsto volver a Marte en 2014 y recoger muestras de rocas y tierra para traerlas posteriormente a la Tierra.
En declaraciones a los medio de prensa, el creador del espectómetro Miniaturized Mossbauer Spectrometer (MIMOS II) de la NASA, incorporado en los vehículos exploradores "Opportunity" y "Spirit", precisó que los rover están identificando ahora los lugares más propicios para hacer la futura recogida de muestras.

Klingelhofer, invitado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) español para participar en una reunión sobre el Efecto Mossbauer, explicó que para 2009 se espera finalizar la construcción de nuevos vehículos que "tendrán una estructura diferente".

Los sistemas de agarre de las ruedas tendrán mayor longitud para facilitar su desplazamiento y para que puedan acceder al interior de los cráteres sin peligro de quedar atascados.
Según Klingelhofer, el equipo de las misiones espaciales de la NASA está trabajando ya en el desarrollo de nuevos instrumentos de mayor tamaño y más seguros.

Gracias al espectómetro MIMO II, el "Opportunity" determinó, a comienzos del pasado mes de marzo, que una de las muestras recogidas en suelo marciano era Jarosita, un mineral descubierto en España en 1852 en la zona del Río Tinto de Huelva (sur) y que está asociado indisolublemente a la presencia de agua.
La Jarosita es un sulfato de potasio y de hierro hidratado, es decir, que tiene oxígeno e hidrógeno como consecuencia de una alteración acuosa, y se origina por el contacto del agua con las rocas.

Precisamente, la NASA informa en su página web de que los últimos datos obtenidos por el rover "Opportunity" aumentan la posibilidad de que la zona en la que trabaja fuese húmeda hace mucho tiempo y de que algunas rocas pueden haberse humedecido en más ocasiones.
Según la NASA, la roca bautizada como "Escher" y algunas rocas vecinas que se encuentran cerca del fondo de un cráter presentan su superficie agrietada en forma de modelos de polígonos, similar a las marcas que se ven en el fango después de que el agua se ha secado.

Otras hipótesis plantean que la fractura puede ser por la fuerza del impacto cuando se formó el cráter.
Los investigadores esperan que la roca "Wopmay", que es la siguiente inspección que va a realizar "Opportunity", pueda aclararnos los motivos.
Asimismo, "Spirit", que se encuentra en las colinas "Columbia" ha encontrado unas rocas que han sido "muy alteradas" por el contacto con el agua, añade la NASA.

Por otra parte, es importante señalar que imágenes con gran detalle que proporciona la cámara HRSC permiten a los geólogos investigar la morfología de Marte, es decir la evolución de sus rocas y las formas del terreno, así como analizar la luz reflejada por el cañón para entender de qué materiales está formado.
Es por esa circunstancia que los investigadores, se encuentran planificando desde ahora el próximo viaje a Marte para seguir estudiando al planeta.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres